Psoriasis en el cuero cabelludo: síntomas y tratamiento

La psoriasis en el cuero cabelludo se considera un trastorno común de la piel y se manifiesta en un alto porcentaje de pacientes (entre un 70-80%)1 . La afectación del cuero cabelludo es una de las manifestaciones más frecuentes junto con la aparición de las placas eritematosas en rodillas y codos.

 

Síntomas

Los síntomas de la psoriasis en el cuero cabelludo pueden establecerse según diferentes niveles de gravedad. Por un lado y de manera más leve, pueden aparecer pequeños trozos de piel similares a la caspa, considerados como una descamación de la piel.

 

La aparición de caspa se puede confundir con los síntomas leves de psoriasis en el cuero cabelludo.

Por otro lado, y con un mayor nivel de gravedad, aparecen placas rojas delimitadas con escamas de color plata y cuya ubicación principal es en los límites del pelo y cerca de las orejas. Estas placas rojizas pueden estar cubiertas de escamas plateadas y blancas y descamarse en forma de caspa. A su vez, se acompañan con una sensación de picor, ardor o dolor, y con un cuero cabelludo seco. En ocasiones, también se produce la pérdida del cabello. La psoriasis del cuero cabelludo cursa con brotes, es decir, hay periodos de mayor actividad en que la enfermedad se reactiva y empeora, frente a periodos de menor sintomatología. Es importante distinguir las placas de psoriasis frente a la caspa o dermatitis seborreica.

La caspa, es una enfermedad crónica que consiste en la descamación excesiva del cuero cabelludo2. Se caracteriza por placas rojas que pueden afectar a la cara y que no se encuentran correctamente delimitadas, tal y como sucede con las placas de psoriasis4.

 

Tratamiento

La psoriasis del cuero cabelludo no posee una cura específica3. Existen diversos tratamientos para poder paliar los síntomas y disminuir su gravedad.

Todos los tratamientos se fundamentan en un cuidado regular y especial de la piel para ayudar a reblandecer las escamas y evitar la inflamación.

Se deben emplear productos con efecto antiinflamatorio que favorezcan la reducción de estos síntomas. La primera etapa de tratamiento debe enfocarse en conseguir una mejoría y poder, de ese modo, tener controlados los brotes.

Durante la fase de brote o activación de la enfermedad se deben emplear corticoides tópicos y análogos de la vitamina D, junto con otros tratamientos específicos adyuvantes que aumenten su eficacia como pueden ser la fototerapia o el tratamiento sistémico. Una vez superada esta etapa, el objetivo es alcanzar la fase de mantenimiento y evitar las posibles recaídas. En esta etapa de estabilidad de la enfermedad, es importante seguir empleando tratamientos con champús o lociones con compuestos de urea o ácido salicílico. El objetivo del tratamiento es la disminución del malestar, picor y las rojeces, y fomentar la rehidratación de la piel eliminando las posibles escamas4. Cada paciente deberá ser tratado por su médico especialista o dermatólogo acorde a su etiología e historial médico.

 

Bibliografía

1 Martínez, R. E. R., Defez, J. M. A., & Copete, M. F. (2016). Psoriasis

folicular, esa gran desconocida....Revista Clínica de Medicina de

Familia, 9(3), 246-249.

2 Rondón Antonio J; Manual de dermatología; 3a Edición; 1987;

Disinlimed

3 Psoriasisdelcuerocabelludo: Lapsoriasis http://lapsoriasis.info/cuerocabelludo (ult. visita 15/06/17)

4 Sola-Ortigosa, M. Sánchez-Regaña, P. Umbert-Millet. Psoriasis del cuero cabelludo. Actas Dermosifiliogr 2009;100(7):536-43.

 

 

PHES/STE/0717/0011 Julio 2017