Artritis Psoriásica: cómo hacer de tu lugar de trabajo un sitio más cómodo

Aproximadamente un 30% de los pacientes con psoriasis pueden desarrollar artritis psoriásica.1,2 El inicio de esta patología suele comenzar a partir de los 30 años y afecta indistintamente tanto a hombres como a mujeres.1 Por lo tanto, podemos decir que la artritis psoriásica afecta a la población activa, en edad de trabajar.

 

Por otro lado, la artritis psoriásica es una enfermedad inflamatoria crónica y progresiva que afecta a las articulaciones de los pacientes. Se asocia a una gran variedad de síntomas y manifestaciones.

 

La artritis psoriásica cursa con inflamación, hinchazón y dolor de las articulaciones, que puede provocar dificultad de movimiento de las zonas afectadas.4 Ello puede repercutir en una limitación funcional a la hora de trabajar, según el tipo de función, la intensidad de la enfermedad y el nivel de control de la misma. Incluso, la artritis psoriásica puede ser motivo de una baja laboral transitoria o, en los casos más graves de daño articular, de una invalidez permanente.5

 

Para que un paciente con artritis psoriásica pueda mantener la productividad y el bienestar en el trabajo, es importante contar con el tratamiento apropiado, con un entorno laboral y social que apoye al paciente y conseguir pequeños cambios que hagan más fácil el día a día.6

 

A continuación, detallamos 5 consejos para hacer de tu trabajo un lugar más confortable durante la enfermedad:
 

  1. Los consejos del reumatólogo y fisioterapeuta sobre la protección de las articulaciones, férulas para las muñecas y manos, el uso de unas plantillas y calzado adecuado, te serán de gran ayuda a la hora de desenvolverte en tu día a día laboral.
     
  2. La realización de ejercicio habitual: caminar, ir al gimnasio, nadar, así como cualquier tipo de ejercicio aeróbico de bajo impacto te ayudará  a mejorar tu estado físico. El aumento de la flexibilidad hará que se produzca un aumento en la sensación de bienestar, así como una disminución de la rigidez y dolor.
     
  3. Se recomienda compartir en el entorno laboral las circunstancias específicas relativas a la enfermedad que puedan afectar de cierta forma en el trabajo. De este modo, se podrán tomar medidas alternativas que favorezcan la situación del individuo dentro del espacio laboral. En el caso de vivir unas circunstancias específicas que no quieran ser compartidas por el paciente, tratar este tema con su médico puede ser de gran ayuda para orientar y enfocar la posible problemática existente.
     
  4. Mantener una actitud positiva y procurar controlar y mejorar los niveles de estrés y ansiedad te ayudarán a desempeñar mejor tu trabajo. Se recomienda también cuidar la calidad del sueño y procurar dormir unas 8 horas para que el cuerpo se recupere antes de cada jornada laboral.
     
  5. Cada tipo de trabajo requiere un desempeño físico diferente. Por lo que estos consejos necesitan ser adaptados a cada tipo de actividad laboral. Consulta siempre con tu departamento de riesgos laborales o persona encargada de este tipo de cuestiones en la empresa para adaptar tu entorno laboral lo máximo posible a las circunstancias.

 

 

 

Bibliografía

1. http://www.conartritis.org/artritis-psoriasica/conocer-la-aps/

2. http://www.accionpsoriasis.org/sobre-la-psoriasis/artritis-psoriasica.html

3. Aprendiendo a convivir con la Artritis Psoriásica. Preguntas y respuestas para los pacientes, familiares y cuidadores sobre artritis psoriásica. Sociedad Española de Reumatología. Disponible en:https://inforeuma.com/wpcontent/uploads/2016/03/aprendiendo_a_convivir_con_la_Artritis_Psoriasica.pdf

4. http://artritispsoriasica.org/que-es-la-artritis-psoriasica/

5. http://www.conartritis.org/artritis-psoriasica/abordaje-de-las-preocupaciones/

6. http://www.accionpsoriasis.org/sobre-la-psoriasis/vivir-con-psoriasis/559-trabajando-con-psoriasis-y-artritis-psoriasica.html