Tratamientos biológicos

Los beneficios de las terapias biológicas han supuesto un avance muy importante en el tratamiento de la psoriasis. Son medicamentos elaborados a partir de células humanas o animales que actúan en el sistema inmunitario.

Existen varios tipos de tratamientos biológicos que actúan sobre diferentes etapas del proceso inflamatorio. Podemos resumirlos en:

  • Anti TNF: Bloquean una proteína importante en la inflamación, llamada factor de necrosis tumoral (TNF). La vía de administración puede ser subcutánea o intravenosa, para la que es necesario acudir a un hospital o centro de día.
  • Anti IL-12/23: Bloquean unas proteínas denominadas interleuquinas (IL) 12 y 23, que también participan en la inflamación, pero a través de un mecanismo distinto al TNF. Se administra por vía subcutánea.16
  • Anti-IL 17: Bloquean la proteína conocida como IL-17,que se encuentra en varios tipos de células, entre ellos los queratinocitos y evitan que se desarrolle la inflamación . Se administra por vía subcutánea.17

Los tratamientos biológicos deben mantenerse de forma prolongada, ya que su suspensión suele conllevar la reaparición de los síntomas de la enfermedad en la mayoría de pacientes. Antes de empezar con un tratamiento biológico es fundamental realizar algunas pruebas como la de la tuberculosis, y evitar algunas vacunas.

 

16. Ustekinumab. Resumen EPAR para el público general. [Acceso 19 de julio de 2016]. Disponible en: http://www.ema.europa.eu/docs/es_ES/document_library/EPAR_-_Product_Info...

17. Secukinumab. Resumen EPAR para el público general. [Acceso 19 de julio de 2016]. Disponible en: http://www.ema.europa.eu/docs/es_ES/document_library/EPAR_-_Product_Info...