Formas clínicas de psoriasis

  • Es la forma más frecuente de la enfermedad.
  • Se denominan “placas” o “lesiones” a las manchas bien definidas de piel roja y engrosada. Las placas presentan una concentración escamosa y plateada que se llama escama y está compuesta por células de la piel muertas.
  • Estas escamas se sueltan y se desprenden constantemente de las placas.
  • Síntomas asociados: dolor, picor y agrietamiento.
  • Afecta de forma más habitual a las rodillas, los codos, el cuero cabelludo, detrás de las orejas, el ombligo, el espacio que queda entre los glúteos y los genitales.
  • Poco frecuente: afecta a menos del 2% de los pacientes con psoriasis y aparece con mayor frecuencia en niños y adultos jóvenes.
  • Las lesiones recuerdan a pequeñas gotas rojas sobre la piel y se localiza principalmente en el tronco y las extremidades.
  • Se ha relacionado con la infección por una bacteria común llamada estreptococo, entre dos y tres semanas antes de la aparición de las lesiones en la piel.
  • Suele persistir durante dos o tres meses y desaparece de forma espontánea.4
  • Placas de un color rojo vivo, uniformes, lisas, brillantes con descamación mínima o inexistente que aparecen en los pliegues de la piel.
  • Se suele localizar en las axilas, ingles, debajo de los pechos y en otros pliegues alrededor de los genitales y las nalgas.
  • Suele presentar irritación provocada por el roce y la sudoración, debido a su ubicación en los pliegues de la piel y las zonas sensibles.
  • Es más común y problemática en personas con sobrepeso.
  • Es la forma menos común de psoriasis.
  • Se caracteriza por un enrojecimiento ardiente y extendido de la piel. El eritema (enrojecimiento) y la exfoliación (descamación) de la piel suelen ir acompañados de picor y dolores agudos e hinchazón.
  • Tiene un componente inflamatorio importante y afecta a más del 90% de la superficie corporal.4
  • Puede ser desencadenada por el empleo de ciertos medicamentos, por una quemadura solar grave o por otros tipos de psoriasis que no se hayan tratado adecuadamente.
  • También es común la aparición de síntomas generales, como escalofríos, fiebre y malestar general.
Psoriasis pustulosa generalizada4
  • También se conoce como psoriasis pustulosa de von Zumbusch, por el nombre del médico que la describió por primera vez a comienzos del siglo XX.
  • Es una variante aguda y poco frecuente de psoriasis, extendida por amplias zonas del cuerpo.
  • Comienza de forma brusca, con fiebre elevada, malestar general y enrojecimiento. A las 12-36 horas aparecen pústulas sobre la piel enrojecida. A los 2-3 días se produce descamación y desaparición de las lesiones pustulosas y enrojecimiento.
Psoriasis pustulosa localizada
  • Puede limitarse a zonas locales, especialmente las manos y los pies.
  • Las pústulas son lesiones en la piel y mucosas por acumulación de pus. Estas pústulas cubren por completo placas enrojecidas de piel, que a continuación se ponen marrones y se caen.
  • Es muy difícil de tratar y suele reaparecer.
  • Es una de las manifestaciones más frecuentes de psoriasis, presentándose en un 45% de los pacientes4.
  • Es más frecuente en las uñas de las manos que de los pies y puede aparecer en diferentes formas:
    • Pequeños hoyitos en la superficie de la uña (conocido como pitting ungueal)
    • Decoloración en “mancha de aceite”, que es la aparición de manchas amarillas debajo de la lámina de la uña.
    • Onicolisis, que es la separación de la uña del lecho ungueal
    • Hiperproliferación de queratocitos (células de la piel) debajo de la uña
  • Es más probable que un paciente con psoriasis ungueal desarrolle artritis psoriásica. 1
  • Artritis inflamatoria asociada a la psoriasis.
  • Suele cursar con inflamación de las articulaciones o de la entesis, que es el punto en el que los tendones, músculos y ligamentos se insertan en el hueso.
  • También cursa con dolor, limitación funcional, lesión estructural y deformidad de las articulaciones.
  • Entre el 25 y el 35% de los pacientes con psoriasis pueden desarrollar artritis psoriásica a lo largo de la enfermedad, dando lugar a incapacidades funcionales y disminución de la calidad de vida del paciente6.
  • Puede afectar a personas de cualquier edad, suele iniciarse entre los 30 y los 50 años y afecta de la misma forma a hombres y mujeres.5
  • En la mayoría de los casos aparecen primero los síntomas de la piel y después los de las articulaciones. 1

 

 

1. Menter A, et al. Psoriasis and psoriatic arthritis overview. Am J Manag Care. 2016 Jun;22(8 Suppl):s216-24.

4. Conejo Mir, et al. Manual de Dermatología. Grupo Aula Médica. 2010.

5. J.L. López-Estebaranz et al. Actas Dermosifiliogr. 2010;101(7):629–636

6. López-Ferrera, V, Torrente-Segarrab, Puig L. Artritis psoriásica: lo que el dermatólogo debe saber (Parte 1).

7. Puig, et al. Actas Dermosifiliogr. 2010;101(10):827–846