La Alimentación y la nutrición en la Psoriasis

Distintos aspectos de la alimentación tienen un efecto importante en el desarrollo y evolución de la enfermedad y si bien, no representan la única forma de tratamiento, los cuidados nutricionales deben formar parte de él. Será recomendable entonces:

•Procurar conseguir o mantener un peso adecuado y si existe obesidad habrá que realizar una dieta baja en calorías para perder peso.

•La alimentación debería tender a ser más vegetal (con menos carnes y grasas animales como carne de vaca, cerdo, pollo, huevo, cacahuetes...) pero con abundantes fuentes de ácidos grasos omega 3, consumiendo si es posible más de tres raciones de pescado azul a la semana (como salmón, caballa, arenque, sardina...) y/o fuentes añadidas a alimentos (como lácteos, margarinas…).

•Para excluir el gluten en aquellos pacientes con marcadores o anticuerpos positivos, habrá que excluir de la alimentación el trigo, la cebada y el centeno.

• Para garantizar una ingesta adecuada de sustancias antioxidantes protectoras habrá que garantizar el consumo de tres piezas de fruta al día y dos raciones de verduras u hortalizas.

•Cuando se precisen suplementos de vitamina D, se hará mediante el consumo de alimentos fortificados y sobre todo con medicación.

•Convendría evitar en lo posible el consumo de tabaco y alcohol.