Qué es

La artritis psoriásica se define como la artritis inflamatoria asociada a la psoriasis.

Es una patología que suele cursar con inflamación de las articulaciones o de la entesis, que es el punto en el que los tendones, músculos y ligamentos se insertan en el hueso. Entre los principales síntomas de la artritis psoriásica destacan el dolor, limitación para realizar las actividades diarias y lesiones que pueden derivar en la deformidad de las articulaciones.

 

Prevalencia de la artritis psoriásica en la población

No se conoce con exactitud cuántas personas están afectadas de artritis psoriásica, pero se estima que varía entre el 0,3 y el 1% de la población. 1 Aunque puede afectar a personas de cualquier edad, suele iniciarse entre los 30 y los 50 años y afecta de la misma forma a hombres y mujeres.1

Si nos centramos en los pacientes que ya presentan psoriasis, se estima que entre el 25 y el 35% pueden desarrollar una artritis psoriásica a lo largo de la enfermedad, dando lugar a incapacidades funcionales y disminución de la calidad de vida del paciente. Sin embargo, en la mayoría de los casos los síntomas de la piel suelen aparecer antes que los síntomas articulares.2

8 aspectos clave de la artritis psoriásica3

  1. La artritis psoriásica es una enfermedad crónica en la que se producen alteraciones en el funcionamiento normal del sistema inmunitario, con inflamación y deformación de las articulaciones.
  2. No en todos los pacientes la enfermedad transcurre de igual forma: en algunos se presenta como una enfermedad leve con brotes ocasionales, mientras que en otros la enfermedad es de curso continuo con síntomas permanentes y deformación de las articulaciones.
  3. Es importante saber que, al contrario que en la psoriasis, el daño en las articulaciones es irreversible una vez ha tenido lugar.
  4. Muchos pacientes que padecen artritis psoriásica no lo saben porque no han sido diagnosticados.
  5. Es importante que el diagnóstico se realice lo antes posible para empezar con el tratamiento y evitar que la enfermedad evolucione y cause daños permanentes.
  6. La artritis psoriásica no se cura con tratamientos, pero sí existen muchas alternativas terapéuticas que controlan los síntomas y frenan el desarrollo de la enfermedad.
  7. La artritis psoriásica tiene un importante impacto físico y también emocional, afectando a la calidad de vida de los pacientes.
  8. El ejercicio, la dieta y el control del estrés pueden ayudar a mejorar los síntomas de la artritis psoriásica.

 

1. López-Ferrera, V, Torrente-Segarrab, Puig L. Artritis psoriásica: lo que el dermatólogo debe saber (Parte 1). Actas Dermosifiliogr. 2010;101(7):578–584

2. J.L. López-Estebaranz et al. Actas Dermosifiliogr. 2010;101(7):629–636