Tipos de Psoriasis

Psoriasis en placas

Galería

Se trata de la forma más típica de la enfermedad. “Placa” es el nombre que se emplea para describir las manchas bien definidas de piel roja y engrosada; también se utiliza habitualmente la palabra “lesión”. La concentración escamosa y plateada sobre las placas se llama escama; está compuesta de células cutáneas muertas. Esta escama se suelta y desprende constantemente de las placas. Normalmente la piel afectada por la psoriasis es muy seca. Otros posibles síntomas incluyen dolor, picor y agrietamiento. Afecta de forma más habitual a las rodillas, los codos, el cuero cabelludo, la zona retroauricular, el ombligo, el canal intergluteal y los genitales.

 

Psoriasis guttata o en gotas

Galería

Recuerda a pequeñas gotas rojas individuales sobre la piel. Estas lesiones suelen aparecer en el tronco y las extremidades, y a veces en el cuero cabelludo, y no suelen ser tan gruesas como la psoriasis en placas ni están tan cubiertas de escamas. La psoriasis guttata suele aparecer en la infancia o la adolescencia y puede ser desencadenada por una infección de algún tipo.

 

Psoriasis inversa

Galería

También se denomina psoriasis flexural. Se localiza en las axilas, las ingles, la región submamaria y en otros pliegues alrededor de los genitales y las nalgas. Este tipo de la enfermedad aparece como zonas de piel suave y seca rojas e inflamadas, pero sin las escamas asociadas a la psoriasis en placas. La psoriasis inversa es especialmente propensa a la irritación resultante del roce y la sudoración, debido a su ubicación en los pliegues de la piel y las zonas sensibles. Es más común y problemática en personas con sobrepeso.

 

Psoriasis eritrodérmica

Galería

Es una forma especialmente inflamatoria de psoriasis que afecta al 100%, o prácticamente el 100%, de la superficie corporal, dejando poca o ninguna piel normal. Puede ser desencadenada por el empleo de ciertos medicamentos (p.ej., corticosteroides), por una quemadura solar grave o por otros tipos de psoriasis que no se hayan tratado adecuadamente. Es la forma menos común de la enfermedad. Es más habitual en personas con psoriasis en placas inestable en la que las lesiones no estén claramente definidas. La forma eritrodérmica de la psoriasis se caracteriza por un enrojecimiento ardiente extendido y periódico de la piel. El eritema (enrojecimiento) y la exfoliación (descamación) de la piel suelen ir acompañados de picor y dolor agudos. También puede desarrollarse hinchazón.

 

Psoriasis pustulosa generalizada

Galería

La psoriasis pustulosa extendida por amplias zonas del cuerpo también se conoce como psoriasis pustulosa de von Zumbusch, por el nombre del médico que la describió por primera vez a comienzos del siglo XX. Se trata de una forma relativamente rara de la enfermedad en la que se desarrollan zonas extendidas de piel enrojecida (eritema) que se pone extremadamente dolorosa y sensible. Sobre la piel pueden aparecer pústulas, ampollas con pus no infecciosa, que se secan y vuelven a aparecer en ciclos repetidos que duran varios días. Es muy grave y difícil de tratar. La edad media de los pacientes con psoriasis pustulosa es de 50 años, pero el rango de edad es amplio.

 

Psoriasis pustulosa localizada

Galería

Las pústulas de psoriasis pueden limitarse a zonas locales, especialmente las manos y los pies. Estas pústulas cubren por completo placas enrojecidas de piel, a continuación se ponen marrones y se caen. La edad media de aparición es de 50 y es más frecuente en mujeres. También es muy difícil de tratar y suele reaparecer.

 

Psoriasis del cuero cabelludo

Galería

Se caracteriza por lesiones de tipo placa. La mitad de las personas con psoriasis la tiene en el cuero cabelludo.

 

Psoriasis ungueal

Galería

Aparece como grandes punteados profundos al azar en las uñas. Es más común en las uñas de las manos que en las de los pies. Puede parecer una infección fúngica de la uña (onicomicosis), lo que debe descartarse. Tiene hasta un 80% de prevalencia en pacientes con artritis psoriásica.

 

Artritis psoriásica

Galería

Es una artritis inflamatoria asociada a la psoriasis. El trastorno puede parecerse a la artritis reumatoide (AR) y confundirse con ella. No obstante, los pacientes con artritis psoriásica suelen dar negativo en los análisis sanguíneos para AR (<10% puede ser positivo frente al 80% para AR).

 

Vivir mejor con psoriasis

Opciones de tratamiento de la Psoriasis

iPhone App

Información profesional

 

Canal de Youtube